Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

domingo, 31 de marzo de 2013

"TODOS SOMOS UN COCOYOL"

De lo mejor y mas hermoso que nos pudo suceder en estas vacaciones fueron los encuentros.... esos instantes en los que coincides con seres que se quedan contigo para siempre, por lo que dejan en ti, conocimos a "Don Esteban", maestro artesano nacido en Tecal de Venegas, residente ahora en Izamal, desde pequeño se descubrió así mismo con el don de crear y de esta forma ha continuado de manera autodidacta. Actualmente tiene su taller en Izamal, motivado por hacer algo único y después de indagar, rescató la tradición de emplear el cocoyol y descubrió la manera de utilizar el espino de henequén, finaliza en estos días una investigación de la cual publicará un libro.... Cuando escuché a Don Esteban no pude dejar de inspirarme, la forma en que se expresa de como desde niño descubrió la magia de crear, nos explicó que el arte es significativo cuando creces con el, pero en el sentido de que lo vuelves parte de tu proceso en la vida, la forma en que dignifica su trabajo y le da valor, la transformación del cocoyol en una piedra hermosa es genial, la compara con un diamante....sus palabras al despedirse de mi pequeña Sofia fueron increíbles: "Nunca te olvides de tus raíces Sofia y jamás te avergüences de ellas; te regalo este tesoro, un cocoyol a punto de convertirse en algo hermoso"..... Sofía sumamente conmovida al dia siguiente antes de partir me pidió regresar para despedirse de Don Esteban y entregarle una carta la cual no me dejó leer, pero me dijo: "Mamá, si Don Esteban nunca hubiera existido, el cocoyol seguiría siendo feo". Creo que todos somos un cocoyol, una semilla aparentemente fea, que por dentro es hermosa, pero que necesita pulirse, tal vez con el dolor, con los problemas, con la vida diaria, hasta lograr sacar lo mejor de nosotros..... Gracias a Don Esteban por esta enseñanza de Vida, y por esta mirada que intentaré dar ahora a mi trabajo, por que Podemos hacer cosas pequeñas con un alma grande; y las cosas grandes con un alma fría y mezquina; el secreto de la dignificación del trabajo está en el alma del que lo realiza y Don Esteban es un alma grande.....