Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

miércoles, 23 de abril de 2014

DIA 10 - CREPUSCULO



 "El crepúsculo otra vez, otro final, no importa lo perfecto que sea el día, siempre ha de acabar”.(Edward, Crepúsculo)

Fue un día extraño, deambulando entre la paz y el miedo que de pronto quiere nuevamente apresarme y no dejarme escapar. Intento desesperadamente no dejarme atrapar y correr, correr vertiginosamente sin detenerme.  Una vez más tengo una idea, un proyecto, un sueño, una ilusión y de pronto tengo miedo de nuevo.

Cinco años de poner todo mi corazón en un proyecto que fue el Instituto Hypatia, en donde atendí un numero extremo de consultas, entre terapias individuales, de pareja, talleres y terapias grupales y no podría olvidar mi queridísimo proyecto AGORA, mi propio Modelo para trabajar la Inteligencia Emocional de los Niños y los Adolescentes, durante dos años dejé todo ahí, incluyendo mi salud.  Y a los 5 años me pregunto justo en estos momentos si todo ese esfuerzo valió la pena, porque en estos momentos tomando en cuenta que es un negocio, una empresa, pareciera que no tengo nada. Evaluando como me decía José tal vez fallamos en muchas cosas, pero la más dura para mí en lo personal fue iniciar la aventura sola, es desgastante, y al final desmotivador, no encontrar personal para trabajar es terrible, escucho continuamente a muchos dueños de negocios entre restaurantes, papelerías, zapaterías, consultorios, quejarse exactamente de lo mismo, hubo una broma muy cruel que corrió hace un tiempo aquí en Campeche y que se hizo muy famosa, “¿van a poner Burguer King? Qué risa, aquí en Campeche todo lo que llega lo echan a perder los campechanos, jamás será como el de otros lugares porque ahí trabajaran campechanos.” Este tipo de bromas lleva un poco de verdad. A eso agreguémosle la aparición del Lupus justo el año que inauguré Hypatia, en esos momentos la idea de cerrar fue algo que me cruzó dada las circunstancias pero en ese tiempo decidí continuar.

En fin que ya en estos momentos sueño con mi proyecto pero tal vez en otro lugar, en donde no lo haga todo sola, en donde pueda estar acompañada, en donde pueda encontrar a alguien que crea en esto tanto como lo hago yo.  Y ahora inicio otra aventura con la misma seguridad, con la misma certeza, con todo el corazón, como lo hice la primera vez para encontrar paz!! Para darme esa paz que tanto anhelo y que solo yo puedo obsequiarme. 

Es bien duro mirar algo y solo verlo tú, solo sentirlo tú y solo creerlo tú, hoy le preguntaba a José si realmente me ha apoyado por que logra mirar la riqueza de todo lo que sueño o solo porque soy su esposa, porque su apoyo es increíble, ha sido incondicional, nuestra historia juntos es digna de un bestseller.

Estuve casada hace mas de 10 años con un hombre a quien llamaremos D, y que por cierto hace muchísimo que no he visto, viví con él en la ciudad de Mérida, el es yucateco, nuestra historia empieza llena de conflictos y problemas, violencia, agresión y un extremo control, éramos muy inmaduros, mi inseguridad, mis miedos, todo brotó al mismo tiempo y se quedó a flor de piel, sus complejos y los míos no ayudaron mucho a construir nuestra relación, o tal vez si, la construyeron pero de una forma muy destructiva y dolorosa. Un día que por cierto nunca olvidaré, me quedé en mi trabajo esperando casi 4 horas que fuera por mí, yo no sabía conducir y no manejaba mi dinero, el era quien controlaba nuestras finanzas e iba por mí y me llevaba a todas partes, yo trabajaba en la Secretaría de Educación con una plaza de Psicóloga que en ese tiempo no estaba regularizada y los psicólogos ganábamos como administrativos, estuve muchos años comisionada en el psiquiátrico, y me reubicaron por dificultades con un Director, al reubicarme lo hicieron en las oficinas de Educación Especial y estuve ahí como secretaria, por cierto en este tiempo las computadoras no eran muy usadas, y gracias a mi inició lo que más adelante sería el centro de computo de la Dirección; esa será otra historia muy digna de un día en especial, ese día salí a las 2.30 como siempre y D nunca llegó. Sin dinero para el camión caminé hasta mi casa, por suerte ese día llevaba las llaves y al entrar me encontré con la sorpresa de que se había ido, se llevo sus cosas, el auto, y el poco dinero que teníamos en el banco, estaba regresando de un viaje a México para acompañar a mi papá a su cirugía, su mamá había recogido mis cheques y durante más de 6 meses no supe donde estaba y la señora jamás se digno a decirme dónde encontrarlo. Durante ese tiempo estaban los problemas de salud de mi papá así que todo ese tiempo le oculté a mi familia que D se había ido y que estaba sola en la casa, no quería preocuparlos, me quede sin auto, sin dinero y con deudas. Después de vivir en una relación de total codependencia aprender nuevamente a vivir sola fue todo un reto, pase por estados de depresión muy profundos y agradezco de todo corazón a los amigos que en ese momento estuvieron conmigo, mi familia se enteró de lo que estaba pasando cuando mi hermana con sus hijos viajan a Mérida para llevar a consultar a mi sobrina y Soco se percata de que las cosas de D no estaban y que definitivamente estaba sola, cuando me lo preguntó ya no pude mas y se lo dije, pero ya habían pasado varios meses en que yo solita con mi dolor había intentando sobrellevar todo y resolverlo hasta ese momento sin ningún problema.

Una de las primeras cosas que empecé a hacer fue ir a Psicoterapia, eso me salvó la vida, recuerdo que los días y las noches se me hacían eternos, no dormía me quedaba muchas veces toda la noche despierta pensando que debía hacer, en ocasiones apenas salía el sol, me vestía y salía a las calles vacías a caminar intentando buscar en los lugares que se me hacían conocidos alguno en donde D estuviera.  Así fue que un día dí con nuestro auto en la casa de su abuelo y empezó la parte más dura de esta historia. 
Entre mi dificultad para entender que lo que me unía a esta persona eran mis miedos, mis inseguridades y todos mis conflictos sin resolver el proceso se volvió un calvario, cuando el notaba la menor señal de seguridad en mí, se instalaba de nuevo en la casa y me decía que jamás se iría y que por supuesto que nunca me firmaría el divorcio. Me perseguía y me armaba escándalos en mi trabajo. Ya en la parte más dura de mi proceso cuando entendí que era yo la que decidía en mi vida y era la vida que yo quisiera la que tendría, lo confronté y le dije que no sería su mujer por que a mi no me daba la gana independientemente de que me firmara el divorcio o no.  La escena fue terrible, destrozó la casa, y me golpeó. Antes de ese día sucedió algo que jamás pensé que me atrevería a hacer, el auto era usado y se lo habíamos comprado a mi hermana con dinero que yo había ahorrado, el carro lo pusimos a su nombre así que él decía que el coche era suyo y que además yo no sabía manejar, en su último intento por regresar le tendí una trampa, le dije que lo dejaría volver si ponía el carro a mi nombre y me lo dejaba en la casa, el se sintió muy seguro y aceptó pues sabía que yo no conducía.  Con los papeles a mi nombre y el carro en la puerta, un día me subí, trepé a mis perros Dalí mi pastor alemán y Sisi mi french poodle y manejé hasta Campeche, lo primero que pensé fue: “tengo que llegar” no olvido la cara de mi papa cuando me vio y entraron corriendo mis mascotas detrás de mí, lo primero que me preguntó fue, “llegaste en auto tu sola manejando”, y le contesté: “sí, yo sola manejando” y me abrazó muy fuerte y me dijo que era una “chingona.”

El último día que tuvimos el encuentro D y yo sentí mucho miedo, por primera vez pensé que podía morir y que nadie sabría lo que había sucedido, cuando se fue lo primero que hice fue hablar a mi papá, estando yo sola en Mérida no sabía qué hacer, y en ese momento no pensé que podría ocasionarle una enorme preocupación y un susto, estando recién operado del corazón.  Su voz en el teléfono fue de desesperación, mi mamá dice que estaba en pijama y que agarró las llaves del coche y le dijo que se estaba yendo a Mérida porque D casi me mataba.  Horas después lo vi entrar a la casa, su cara cuando vio la escena no la olvido, se puso a llorar y me dijo que qué estaba pensando? Que definitivamente esto no podía seguir así y que en ese momento me iba con ellos a Campeche.  Le dije que no, una de las cosas que peleaba con mi abogada era que yo quería recuperar mi dignidad y mi valor, ella me insistía en que necesitaba darle por su lado en todo para obtener que me firmara, una de sus condiciones era que yo me fuera de Mérida, y obvio que le dije que no, me quedé, recuperé mi auto y por supuesto me firmó el Divorcio. Mis padres morían de miedo ante el temor de que algo me sucediera pero les dije que tenía que enfrentarlo y justo así lo hice. Desde ese día mi historia se empezó a escribir de otra manera, me quedé viviendo sola en Mérida, me inscribí a la maestría de filosofía, a parte de mi trabajo en la Dirección de Educación Especial, empecé a dar clases en una prepa y en la escuela de enfermería, de ahí me fui a dar clases en la licenciatura de Educación Especial.
Fue en ese tiempo que conocí a José, mi esposo, el padre de mis hijos, y se empezó a escribir una nueva historia, una de las cosas que me dijo D el día del último pleito fue que no importaba el divorcio civil por que por la iglesia seguía siendo su mujer, así que empecé en el tribunal eclesiástico la anulación de mi matrimonio por la Iglesia y lo conseguí. José y yo nos casamos el 8 de Junio de 2002 en la capilla de San Francisquito. El comienzo de nuestra historia tampoco fue tan fácil más adelante les contaré.

Intentar escribir una nueva historia suena sencillo pero no lo es, el miedo pareciera que siempre está conmigo, el pensar que no tomo buenas decisiones y que me equivoco también me persigue, el creer que me dejarán y que nuevamente estaré sola lo sentí por muchísimo tiempo, es increíble todo lo que José ha vivido conmigo, cuando discutíamos le gritaba que seguro se iba o peor le decía que se fuera y José siempre me contestaba, “jamás me iré Mariluz, jamás.”  

Cuando llegan las mujeres a mi consultorio y me cuentan sus historias se de lo que me están hablando, yo también lo viví, se de ese miedo, de esa indecisión para saber si separarte es lo correcto, o si eres tú la que ocasiona todo y la que está mal, de pensar que no tienes capacidad de decisión y que sola no podrás, pero la verdad es que yo si pude, que enfrenté muchas cosas y resolví otras que pensé jamás lo haría, y en días como hoy con cosas como las de ahora confieso que me siento agotada, cansada y es cuando reflexiono: “¿algún día dejaré ya de luchar?”, “¿Cuándo al fin se calmarán las aguas?” y me quedo con la sensación de que eso jamás sucederá.  Igual pienso si no será que yo siempre elijo el camino más complicado, le decía a José hace un momento, porque no elegir el camino más fácil como lo hace la mayoría, ayer escuchaba a una psicóloga comentar que está ya a punto de jubilarse, trabajando en un empleo gubernamental, y pensaba en mi interior, es que de plano yo no podría hacer eso, no lo pude tolerar, no podía ser yo, y heme aquí con tremendas crisis como he vivido casi siempre, frente a la compu tecleando mi historia, pensando que es lo mejor que se me pudo ocurrir, soñando que de esto surgirán grandes cosas, porque yo así lo deseo y lo necesito.

Me encantan las historias de vampiros, son mis favoritas, cuando salió la Saga de Crepúsculo me la devoré en menos de una semana, y no la olvido porque justo fue cuando me empezaron mis primeras crisis de Ansiedad que yo conecto con los primeros síntomas del lupus, justo así como me lo contaban mis pacientes y lo leí en los libros lo sentí, esa angustia en el pecho, el pánico de sentir que te vas a morir, que te dará un infarto o que puedes dejar de respirar, recuerdo que daba vueltas en la casa y entraba y salía sin hallarme y me sentaba a leer mi libro que era lo único que me daba paz.  Como Bella la protagonista siempre me he sentido diferente, no encajando en el mundo de los mortales, cuando me diagnosticaron LUPUS y me dijeron que no podría salir al sol, por que los rayos ultravioletas son un factor desencadenante para la enfermedad, fue de lo más divertido y pensé AHORA SI SOY TODA UNA VAMPIRA…

Tal vez estoy justo ahora en el crepúsculo de mi vida, esperando el amanecer, tal vez siempre estamos en el crepúsculo y el amanecer siempre llega, me encanta este ejercicio de hablar de mi presente con trozos de mi pasado, porque justo así son nuestras vidas, ni total crepúsculo, ni total amanecer, tal vez navegamos entre ambos todo el tiempo… por lo pronto justo ahora es el alba y en unas horas de nuevo cuando salga el sol, será otro día, y tal vez justo eso nos salvará, porque por muy terrible que se el día, o por muy hermoso y maravilloso que resulte, siempre, siempre acabará.

Hasta mañana…

Hoy antes de Dormi mi hijo Rafa me pintó un corazón y me dijo que me amaba y que era para sentirme mejor.

Mi hija Adda Sofía tambien me hizo un regalo, y reprodujo una foto donde estoy de niña con mis hermanas, el rostro no lo dibujó por que me contó que se le hace muy dificil... creo que es un dibujo muy significativo y lleno de metaforas...

SI TE GUSTA COMPARTE!!! SI CREES QUE PUEDE AYUDDARLE A ALGUIEN MAS, NO DUDES EN DIFUNDIR!!! Y MUCHISIMAS GRACIAS POR ESTAR AQUI!!

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola mariluz, empeze a seguirte en tu pagina de Agora hace un tiempo por facebook, luego me enganche con tus historias del blog "en voz alta" pero la de hoy me dejo sin palabras, me identifique con pequeñas partes, te admire en muchas otras.... sigue asi, me encanta leerte y me encantan tus propuestas, estas dando mas de lo que te imaginas y lo mejor de todo sin esperar nada a cambio, no le veo mas opcion que cosecharas lo bueno que estas sembrando, no estudie psicologia pero me apasionan esos temas si algun dia necesitaras ayuda para alguno de tus proyectos yo estaria mas que feliz de poder estar ahi, me despido deseandote que este y todos los dias de tu vida esten llenos de bendiciones para ti y tu familia!

Vicente Lopez Rocher dijo...

Mariluz: cada día espero el momento en que aparece la entrada de tu Blog en mi computadora. Lo espero con ansias, como un nuevo amanecer. Qué bello es leerte y entrar en ese mundo tan impresionantemente complejo, pero profundamente humano, bello y trascendente. GRACIAS!!!! Vicente

Laura Punab dijo...

Muchas felicidades Mariluz, antes que nada GRacias! Por todo esto que nos estas compartiendo, no tienes idea de lo confortante que es leerte. Siéntete súper orgullosa de lo que eres. Nosotros nos sentimos muy contentos por los talleres(2) que tuvo la fortuna de tomar mi hija. Y nosotros como papas muy agradecidos. Lamentamos mucho la situación por la que estas pasando, Dios Proveerá!. Esperemos que continúes impartiendolos y esperamos el de ágora y los que vengan. En lo personal espero leerte, eres como un libro del que lo agarras y no quieres dejarlo hasta que lo lees todo. Escribe tu libro. Realmente esperó que continúes con tus talleres. Ten por seguro que aunque parezca que no, pero Dios te Bendice!! Un fuerte abrazó.

Mariluz Barrera González dijo...

Hola!!! Te agradezco muchisimo tus palabras!!!!eso creo ha sido uno de mis grandes conflictos a veces sentir que solo doy sin recibir nada a cambio, pero en este caso, sus comentarios, el sentir que estoy aportando algo a la vida de alguien, a través de mi propia vida es la mejor ganancia que en estos momentos puedo tener. Te mando un Abrazo.

Mariluz Barrera González dijo...

Hola Vicente!!! Nuevamente te agradezco el estar aquí, saber que al término de mi escrito diario hay alguien esperando leer y saber de las cosas que he vivido y sobre todo que he aprendido me motiva a despertarme con mas deseos y por supuesto con una ilusión. Y es que jamás pense tener la capacidad para escribir tanto, pero una vez que empiezo a teclear no puedo parar. Todo mi corazón para ti.

Mariluz Barrera González dijo...

Laura, realmente amo mi trabajo, y es reconfortante saber que ustedes como familia se han llevado algo muy valioso de todo lo que hago en Hypatia., tienes una niña muy especial. y si me lo permiten espero acompañarles durante mucho, mucho tiempo... Un abrazo para toda tu familia.

Eli Galvan dijo...

Una vez mas mariluz me siento con mas confianza contigo xq algunas veces me ha pasado q tengo alguna meta en la cabeza y le hecho ganas pero me empieza a dar el miedo de hacerlo... pero soy una mujer de fe y las cosas se van dando como debe de ser... Dios provera!!!!!