Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

sábado, 7 de junio de 2014

DIA 53 - ANIVERSARIO



"En el mundo real de personas reales , no existe la pareja perfecta, solo existen personas imperfectas, intentando crecer y amar sus demonios, aceptándose como son y descubriéndose a través del otro." Mariluz

"Es curioso cuando me enamoré, fue justo en el momento en que acababa de encontrar mi equilibrio, y ahora se que enamorarse para perder el equilibrio es parte del equilibrio de la vida."

Para quien no cree en las historias de amor, ni en la existencia del amor romántico por ser una creación del patriarcado y mucho menos en amores para siempre, lamento informarle y para no variar que en mi vida las cosas en ese sentido se han dado totalmente de otra manera.  Tengo mi propia historia de amor, totalmente romántica y auténtica, y me he propuesto hasta el día de hoy que si será para siempre.
El divorcio jamás me llevó a dejar de creer en el matrimonio, al contrario aprendí que como cualquiera de las circunstancias de la vida es una cuestión que tiene que ver con nuestra postura, somos las personas y dependiendo de cómo lo vivimos los que hacemos el matrimonio, es nuestra relación la que hace que exista y es la que define como será.

Después de divorciarme conocí a José y me enamoré, cuando las personas me preguntan que sentía por mi ex, mi respuesta es: “cuando conocí a José me di cuenta que lo que sentía por mi ex no era amor, esto que descubrí con José es muy diferente”.

Nuestro noviazgo fue bastante complicado, los padres de José no aceptaban nuestra relación, mis suegros son personas muy católicas y sobreprotectoras, y hace casi 15 años una mujer divorciada aquí en Campeche no era todavía muy aceptada ni muy bien vista. 

Los rumores sobre mi persona y mi divorcio estaban a la orden del día, salir a la calle sabiendo que todos murmuran y hablan de ti, no es muy agradable, que personas dejen de hablarte y que otros hablen de mas tampoco lo fue, la lucha por defender mi autonomía también resultó complicada ya que mi madre esperaba que nuevamente fuera hija de familia pero le expliqué que eso jamás sucedería, que yo ya tenía mi vida y que nada la haría cambiar.

José y yo vivíamos en Mérida, aun siendo los dos de Campeche, yo vivía ahí y el estaba estudiando su maestría, yo estaba sola, y el vivía en casa de su hermana que también estaba sola.  Empezamos a frecuentarnos después de que mi hermanita nos presentara, de hecho estudiamos juntos en la prepa, pero José no me recuerda, pues no frecuentábamos los mismos círculos, y yo definitivamente pasaba desapercibida, igual estábamos juntos en un movimiento de la Iglesia, pero nuestros amigos no eran comunes, así que a pesar de estar tan cerca irónicamente no éramos cercanos, hasta que justo por un camino diferente la vida nos unió.

Cuando viajábamos los fines de semana a Campeche a visitar a nuestras familias nos veíamos a escondidas, y cuando me vine a vivir a Campeche por los problemas de salud de mi papá José viajaba igual a escondidas de su familia para poder vernos.  Fue una relación justo por eso bastante complicada mas que nada por situaciones externas, pero confieso que eso le dio un toque de riesgo y romanticismo que disfruté muchísimo, mi papá siempre fue mi cómplice, yo me enojaba por la actitud de mis suegros pero mi papá me decía que debía entenderlo, que el ahora veía diferente todo porque tenía una hija divorciada, pero que si estuviese en el lugar de ellos tal vez se sentiría en la misma postura pensando que un hombre divorciado no era el mejor partido para su hija.

Aun así fue bastante difícil, lo lloré mucho y lo sufrí, sobre todo cuando los papás de José al fin se enteran de nuestra relación y le cortan todo el apoyo económico para continuar con su maestría, y empezamos juntos a recorrer el camino que nos llevaría justo al punto en el que estamos el día de hoy.
Yo tenía mi casa en Mérida, y prácticamente empezamos de alguna manera a hacer una vida juntos, para José tampoco fue sencillo romper con algunos de sus esquemas, los dos somos creyentes, pero él lo es mucho más que yo.  Cuando nos conocimos yo ya estaba realizando los trámites para obtener la anulación de mi matrimonio por la iglesia, pues después de las últimas amenazas de mi ex en donde me decía que no importaba que ya no fuera yo su mujer legalmente porque lo seguiría siendo por la iglesia, fue  motivo suficiente para que yo me propusiera terminantemente obtenerla.

Por eso para mi queda clarísimo que los prejuicios, los límites y los esquemas solo son nuestras ideas, porque para mi la religión jamás ha significado limitación, porque no la vivo como una ideología, es algo espiritual que me sostiene y le da un sentido a todo lo que vivo, y en su momento se lo dio a lo que significa para mi el sacramento del matrimonio. 

Durante el proceso de mi anulación aprendí muchísimas cosas del sacramento que jamás tuve claras antes de casarme, la realidad es que tomé la decisión por que sentía que era mi momento y que justo eso era lo que continuaba, que ya todas mis compañeras estaban casadas y que eso era lo que me correspondía. 

La anulación se lleva a cabo en el tribunal eclesiástico que es el encargado, y es un juicio, en donde presentas tus pruebas de los motivos que consideres sean los propicios para que el sacramento sea disuelto.  A diferencia del divorcio que es un vinculo que se rompe, la iglesia lo que hace es comprobar que el Sacramento en sí nunca existió, por eso se llama anulación, hay varios motivos por los cuales puede disolverse, y el mío, el que pretendí probar fue la “falta de conciencia” de lo que implicaba que tenía mi pareja y que lo demostré con todas las acciones que el había presentado durante el tiempo que vivimos juntos. 

Durante el juicio presentas testigos, y tu personalmente te presentas a declarar, hay mucho papeleo como buen juicio, mi ex mando a sus testigos, pero el jamás se presentó.
La anulación se da, pero la iglesia puede a alguno de los dos negarle la posibilidad de volver a contraer matrimonio religioso, si considera que tu proceder en el sacramento no fue el adecuado. A mi me la concedieron a mi ex no.

Una de las cosas más increíbles que descubrí es que la libertad y la conciencia del hombre siempre están en juego, jamás Dios le quita al hombre esa libertad, tan es así que es necesaria la conciencia para que el sacramento exista, no es algo mágico que se da solo por la bendición de Dios, y eso lo demuestras con lo que vives y la forma en que actúas, en cada una de las faenas que llevas a cabo.  Y es justo ahí en donde entendí que lo que mi ex y yo teníamos definitivamente no era amor, porque en el matrimonio se requiere de mucho, es un acto libre y consciente que reafirmas todos los días con lo que vives, no solo con lo que crees y lo que sientes, esa solo es una pequeña parte.

Cuando me divorcie asumí que mi vida dentro de la iglesia cambiaba y lo acepté, porque lo entendí, ya que si volvía a casarme no podría comulgar, y me quedaba muy claro que era mi responsabilidad porque yo así lo había decidido,  y creo que fue justo eso lo que me abrió la posibilidad que jamás imaginé cuando varios sacerdotes me repitieron en diversas ocasiones que el sacramento no es una cruz que tiene que cargarse, sino una experiencia que debe vivirse en plena felicidad, y entonces un sacerdote amigo mío me habló de la anulación.

Para nuestra historia este fue el mejor de los logros, porque José y yo pudimos tener nuestra gran historia de amor, que empezaba a formarse con algo que para todo el mundo es algo imposible, me río siempre cuando escucho a la gente hablar sobre todos los mitos que se tienen y que yo también tenía cuando se habla de la anulación religiosa, que solo es para gente con dinero, que solo lo hacen los políticos y los artistas, que lo tiene que hace el papa, y no se que tantas cosas más y entonces satanizan como siempre a la iglesia, sin saber.  Hace 15 años mi anulación me costó $1,000.00 pesos, y me dieron la facilidad de pagarla por abonos, cada quincena iba y hacía un pago, en donde sentía que estaba invirtiendo, en mi felicidad y en la oportunidad de reescribir mi historia justo como a mi me diera la gana, en donde pudiera contármela de la manera en que mejor me parezca y en donde José y Yo éramos los protagonistas que se amaban y luchaban contra todo para estar juntos y formar un hogar.

El día de nuestra boda fue para el y para mi de nuestros mejores días, aunque la tensión permanecía, no sabía si mis suegros se presentarían, José y yo planeamos y vimos todo por nuestra cuenta, y pude por segunda ocasión ponerme un vestido de novia, el que por cierto guardo con mucho cariño y pienso volvérmelo a poner, hace unos días contactamos a una amiga que es fotógrafa para que nos haga un estudio fotográfico, porque no tenemos muchas fotos juntos y deseamos tener ese bello recuerdo, que sentimos nos lo merecemos.

Algo que José y yo hemos descubierto en nuestra relación con nuestros hijos es lo importante que es para ellos que estemos juntos y casados.  A Rafa le encanta preguntarme por nuestra boda,  me pregunta mucho por que elegí a su papá y cuando discutimos o peleamos se pone muy nervioso y en los problemas más grandes que hemos tenido vemos claramente como les afecta y se presentan siempre algunas consecuencias, en sus conductas y hasta en su salud.

De las preguntas más profundas que mis hijos me han hecho, está la que me hizo un día Sofía cuestionándome si al no haberme casado con su papá entonces ella no existiría y que eso implicaba que existiría otra persona que no fuera ella y me agradece diciéndome que lo mejor que pude haber hecho fue casarme con su papá porque así ella está en este mundo.

La frase, los hijos no deben ser un motivo para permanecer juntos, es la peor mentira que la gente se ha creido, los hijos mas bien no deben ser un pretexto, pero por supuesto que son un gran motivo para permanecer juntos; y es a través de Rafa y Sofía que puedo mirar cosas de José, que muchas veces el enojo, la rutina y mis heridas no me permiten apreciar. 

El pensar que estás con una persona no solo por la relación sino porque están construyendo una familia, le presenta a la circunstancia otra perspectiva, no piensas en dos sino en cuatro, que somos nosotros,  Rafa, Sofía, José y Yo, y son las necesidades de varios, no solo las mías, y hemos aprendido que no existe un manual, y que así como cualquier circunstancia para la que no hay una escuela, te preparas en el camino y lo afrontas, y sobre todo te dejas sorprender.

Yo siempre pensé que José llegó para salvarme, porque no hay nada más grande que el que exista alguien que te ama y te acepta tal cual eres, de una manera mucho más profunda y real de lo que uno mismo se ama y se acepta, y José me hace sentir justamente eso, al igual que mis hijos, son seres que ven en mi, mucho de las grandes maravillas que poseo y que yo muchas veces me niego a mirar.

Hoy cumplimos 12 años de casados, de estar juntos, de luchar a brazo partido, en medio de este conflictivo mundo que son nuestras vidas, recuerdo muy bien el día que miré a José por primera vez, él también lo recuerda y me dice que desde ese pequeño instante pensó que no debía fijarse en mí porque tal vez había llegado demasiado tarde a mi vida. Sin embargo a partir de ese día no pude dejar de pensar en él, me sentí totalmente descubierta, fue como si de pronto después de una larga búsqueda, en medio de toda una multitud nos hubiésemos hallado mutuamente.

Siempre he pensado que José llegó a salvarme con todo su amor… y juntos enfrentamos una hermosa lucha por una relación que muchos no entendían y no aceptaban; pero con él la vida empezó de nuevo, con una historia digna de vivirse, de amarse y de contarse.

Mis hijos a veces se desconciertan cuando hemos pasado por nuestras grandes crisis, es una mentira pensar que las relaciones perfectas se dan y florecen sin pasar por situaciones difíciles y complicadas, y no podía ser de otra manera, los dos, José y yo traemos nuestra historia, tenemos nuestras heridas, estamos justo aquí en este instante, juntos para acompañarnos, para sostenernos, para mirarnos, para descubrirnos, para confrontar nuestros propios demonios bajo la certeza de que hay algo mucho mas grande que nos sostiene y que le da sentido a todo lo duro y doloroso que pareciera ser a simple vista; y es justo cuando miramos a nuestros hijos que sentimos que ese es nuestro motivo mas grande, y lo que nos ha brindado la oportunidad de darle a nuestra identidad juntos una razón para trascender y para recordar que juntos y de nuestra relación pueden hasta nacer seres realmente geniales , porque somos entonces capaces de eso y mucho más.

Para el día de nuestra boda hicimos unas tarjetas hermosas con la imagen de la boda de José y María, con un fragmento del poema de Pedro Salinas “La voz a ti debida” que es de mis favoritos y le pedimos a nuestros amigos del Coro del Movimiento al que pertenecemos que cantaran una canción que en lo particular para nosotros significa mucho y se llama POVERA VOCE,  cuya traducción significa POBRE VOZ,  al final les dejo la canción y la letra, y es que justo así es como me sentía, con una voz que no tenía un por qué, pero es justo en esta relación, en esta vida que José y yo estamos construyendo sobre los cimientos del amor verdadero lo que nos ha ayudado a gritar, a implorar que el aliento de la vida no tenga fin, y es justo ahora que nuestra voz no puede morir, no puede acabarse, por que ahora nuestra voz canta con un por qué.

Hasta mañana…






POBRE VOZ

Muy pobre voz de un hombre que no es tal
Es nuestr voz si no tiene un por que.

Debe gritar, debe implorar
Que el aliento de la vida no tenga fin

Después debe cantar por que la vida esta
Toda la vida busca la eternidad.

No puede morir, no puede acabarse
Esta mi voz que la vida pide al amor.

No es pobre voz de un hombre que no es tal
Ahora mi voz canta con un por qué.



LES COMPARTO EL FINAL DE UNA DE MIS PELICULAS FAVORITAS, "NUESTRO AMOR", QUE SIENTO REPRESENTA TAL CUAL LO HE SENTIDO VIVIENDO CON JOSE, DE COMO HE DESCUBIERTO EN ESTA RELACION LO MEJOR DE MI, LO PEOR TAMBIEN PERO ES JUSTO LO BELLO QUE HEMOS CONSTRUIDO LO QUE LE DA SENTIDO A TODO, HASTA A SER QUIENES SOMOS.


4 comentarios:

Chela dijo...

¡FELICIDADES!
Me ha gustado mucho la historia de tu amor y la sinceridad de tu relato, creo que es muy positivo ver como la fe permanece por encima de las circunstancias y como ella misma te ayudó a encontrar un camino para compatibilizar amor y religión.
Yo creo que siempre nos salva el que a pesar de las dificultades sigamos creyendo y rogando una solucción acertada.
Brindo por vuestro amor. Un abrazo muy fuerte.

Laura Herrero Román dijo...

Dios siga bendiciendo tu matrimonio y a tu familia. Hermosa historia. Pienso que eres una mujer valiente.

Eli Galvan dijo...

¡FELICIDADES Dios siga bendiciendo tu matrimonio

Eli Galvan dijo...

Disculpa mariluz, en el anterior comentario, de repente no podia escribir, nose q le paso a la tablet!! Pero muchas felicidades, Dios seguira llenandote de bendiciones!!!! Saludos y gran abrazo!!!