Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

viernes, 6 de junio de 2014

DIA 52 - SABIDURIA



“La filosofía es un espíritu buscando un cuerpo que habitar, ella puede subsistir sin cuerpo, pero éste sin ella no es mas que huesos y piel”  Abril Nubes
“La filosofía implica una movilidad libre en el pensamiento, es un acto creador que disuelve las ideologías.” M.Heidegger. 

¿Cómo llegué a la filosofía? La verdad es que no lo tengo muy claro, solo recuerdo que mientras era psicologa en el hospital psiquiátrico de Yucatán recien egresada, me sentía la peor psicóloga del mundo por que no podía hacer un diagnóstico, por que cuando hablaba con los niños en su mayoría y con sus padres mas que problemas mentales, lo que yo observaba eran problemas existenciales, de cómo se sentían como personas, en su rol de padres, de lo dificil que se les hacía hablar con sus hijos, y construir un vínculo que le diera sentido a esa relación, de lo complicado que resultaba conocerse y conocer al otro, y de cómo ser feliz era la principal preocupación de todos los que llegaban.

Yo aplicaba pruebas, era la encargada de realizar las valoraciónes psicólogicas, en la unidad infantil a todos los niños que llegaban se les realizaba una batería de pruebas, y es increible, se ha llegado a satanizar las pruebas psicométricas, pero como todo en esta vida lo importante es la postura ante ellas y de cómo pueden convertirse en una grandiosa herramienta no para etiquetar y diagnosticar, sino para conocer e intentar utilizar el lenguaje que muchos utilizan para explicar cosas que muy pocos comprenden.  Aun aplicando valoraciones, nunca puse un diagnóstico, pero la descripción que hacía de la persona y de lo que yo lograba descubrir en las entrevistas y a través de las aplicaciones era suficiente para que el psiquiátra y el paidosiquiatra quedaran extremadamente satisfechos, al grado que en alguna ocasión me llegaron a mandar de manera particular a algunos de sus pacientes para que yo les hiciera la Evaluacion Psicométrica, y sus comentarios eran que les asombraba la forma en que describía al paciente.  Y es que hasta para hacer una descripción hay que saber como hacerla, para no terminar siendo ni impositivo ni utilizando etiquetas determinantes, sino mas bien intentar ayudar al otro a transcribir como es que probablemente se siente y hasta como se mira así misma.

En la actualidad esto me ha ayudado mucho con los papás y con las escuelas, y hemos logrado resultados asombrosos.  Así que las pruebas para mi no resultaron un problema y entendí lo que hacía cuando conocí las terapias posmodernas.  Descubrirlas fue un gran alivio, pero con el tiempo tambien resultaron muy limitadas para mi postura, ya que mi forma y mi mirada eran en algunas cosas muy diferentes. 
Ya divorciada de mi ex, empecé un proceso de recuperación, las heridas había que sanarlas y de pronto alguien me dijo que iniciarían en la Universidad donde estudié la licenciatura una maestría en filosofía y que sería la primera generación, algo me latió, de lo mejor y mas cerca que había estado de la filosofía fue justo en la universidad, la materia de Antropología Filosofíca en el primer semestre fue de lo mejor,  y lo increible fue la calidad del maestro, un personaje al que admiro profundamente, por calidez humana, su postura y todo lo que ha logrado construir con sus alumnos en la universidad, y quien resultaría ser el coordinador de la maestría.  Recuerdo que fue la materia que mas disfruté y que añoré siempre, y siendo el maestro y la matería a quienes todos temían no pude creer que resultara ser en la que mejor me fue.  Creo que desde ahí ya tenía yo marcado el camino.

Ingresé a la maestría, y era para mi lo mejor que pudo sucederme, no solo por el proceso personal que vivía sino por que era de lo mas autosuficiente que jamás fui, yo me pagué mi maestría, como me pagaba mi casa y todos los gastos que tenían que ver conmigo, rescatarme no fue sencillo.  La maestría la disfruté muchisimo, mis compañeros casi todos mayores que yo, era gente que estaba ahí por gusto, por placer, no por obtener un papel, y mucho menos por que con eso obtendrían un mayor sueldo, era el sueño de todo aquel que simplemente ama saber, éramos un grupo extremadamente diferente, había de todo, desde el ateo que escribía sus libros intetando demostrar la no existencia de Dios, hasta el que se persinaba cada vez que alguien decía una mala palabra.  Cabe señalar que yo estudié en la Universidad Anahuac Mayab, que pertenece a los actualmente satanizados Legionarios de Cristo, pero debo confesar que mi licenciatura jamás fue influenciada por nada que tuviera que ver con la religión y mucho menos con prejuicios preestablecidos, gozamos siempre de mucha libertad y yo jamás fui presa de ningún acoso por mis creencias.  La maestría tambien la estudié ahí, con una corriente aristotélico-tomista fue de lo mas interesate, por el tipo de maestros que nos dieron clases.

La filosofía me abrió los ojos, me ayudó a comprender todo lo que antes no tenía sentido, y sobre todo me ayudó a comprender o al menos intentar comprender la esencia de mucho de lo que nos hace ser personas, todo iba cobrando sentido y descubrí que justo como yo pensaba y sentía hay mucho mas de fondo en todo, mucho mas de lo que miramos y pensamos y que eran justo esas cuestiones esenciales que toda la vida el hombre ha querido resolver, lo que nos llevaba a muchas de las crisis que yo en lo personal había vivido y que había escuchado durante tantos años en mi trabajo como terapeuta.
Repito constantmente que fue la filosofía lo que me hizo psicoterapeuta,  empecé a filosofar con mis pacientes y todo cobró una forma increible y con un sentido maravilloso, no tengo todavía muy clara la forma en que todo se conecta en mi proceso pero es justo ahora que todo va encajando; mas aun cuando enfaticé mi trabajo con los niños.

Ya inaugurado mi instituto, empecé a hacer talleres terapeuticos, tardé en darme cuenta que a través de la filosofía se pueden lograr gandes cosas, y fue hasta hace poco cuando creé mi modelo “Agora Educando el corazón y la razón” que empecé a trabajar formalmente la filosofía con los niños.

Este año inicié un proyecto que me ha resultado mucho mejor de lo que imaginé, y mi reto incluye trabajar filosofía con los papás, estoy segura de que es por ahí donde podemos encontrar un camino que nos lleve a dirigir las auténticas preguntas que al final todos terminamos haciendonos, y es que en un afán extremo por la individualidad, vamos perdiendo de vista que tener una esencia en común no nos hace perder identidad, al contrario, es justo lo que nos conecta, lo que establece esa conexión gandiosa en la humanidad y tambien con el planeta entero.

Crear grupos de personas que tengan crisis existenciales afines ha sido de lo mejor que he logrado en el Instituto; pero tengo que confesar que con quienes mas lo disfruto es con los niños.  El grado de complejidad de sus reflexiones, la profundidad de su interés por el mundo, y su capacidad de percepción me apasionan y me maravillan. Convertirte en un facilitador para crear un ambiente propicio para filosofar es todo un reto, que los niños me dejen entrar en sus mundos y acompañarlos es para mi todo un honor, establecer un vínculo tan enriquecedor y que nos ayude a ambos a crecer, madurar y evolucionar es de lo mejor que puede sucederme en la vida.  Y es que no es através de cualquier relación que nos descubrimos o que logramos encontrar lo mejor de nosotros, son contadas estas relaciones y cuando las hallamos no hay que perderlas, por que no se encuentran a la vuelta de la esquina.
No es a través de una técnica que la psicoterapia o la filosofía funcionan,  y es mucho mas que una postura, es una conexión, es un vínculo que trasciende y que al mismo tiempo te conecta con algo muy profundo de ti .

Hoy finalicé un taller mas de filsofía con niños, que no es por nada pero me quedó fabuloso, y tuve tambien una sesión con los papás, lo disfrutamos al  máximo.  En esta ocasión basé el taller en el cuento de El Mago de Oz y el trabajo con los papás fue increible, les agradezco de todo corazón su disponibilidad, al igual que sus peques trabajamos al final despues de todo el análisis filosofico de la historia, con la canción de Mas alla del arcoiris, pero les puse la versión de Diana Ross que canta al final de la pelicula The Wiz (El Mago) Una de las mejores versiones que he visto de esta hermosisima historia y la canción se llama “Home”, y es increible, se me enchina la piel cuando la escucho, y de ahí retomamos lo que cada uno de nosotros añora en su propio lugar, en lo que consideramos nuestro hogar, y lo que soñamos para cada uno y los nuestros alla detrás, justo detrás del arcoiris.
 
Y es que no se a ciencia cierta si la filosofía me acerca a la sabiduría, por que es justo eso lo que la palabra significa, "Amor a la sabiduría", pero de lo que si estoy segura es que me ayuda a vivir la experiencia y es justo ahí en donde mi amor a la vida, y mi pasión por la "persona" se reafirman y le dan un verdadero sentido a todo lo que miro y me dejo sorprender sabiamente...


Hasta mañana…





LOS NIÑOS Y ALGUNOS DE SUS DIBUJOS

LOS PAPÁS DE LOS NIÑOS


LES COMPARTO LOS TRABAJOS DE L@S NIÑ@S









 AQUI LES COMPARTO LOS DIBUJOS DE LOS PAPÁS Y LAS MAMÁS












 EL VIDEO DE LA HERMOSISISISIMA CANCION HOME EN LA VOZ DE DIANA ROSS



3 comentarios:

Alicia AT dijo...

Genial como siempre :)

Eli Galvan dijo...

Ya te veo mariluz como una gran escritora!!! Tkm

Unknown dijo...

hola me podrias ayudar a interpretar que quiere decir esta frase la "La filosofía implica una movilidad libre en el pensamiento, es un acto creador que disuelve las ideologías".