Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

martes, 22 de abril de 2014

DIA 9 - CUIDATE



“Contemplando la ingenuidad de sus juegos infantiles, pasó por mi imaginación el cuadro de la vida, que por feliz que pudiera ser, siempre lleva en sí el dolor, no sólo en su burda manifestación física, sino también en su exquisita expresión espiritual, haciéndonos sentir amarga emoción ante una estrella que se apaga, una flor que se deshoja o una nube que se aleja; pensé en los momentos infinitamente tristes en que mi imagen envuelta en las brumas del recuerdo, descenderá hasta su lado para reconfortarles en las horas de alguna humana decepción; sentí profunda pena al recordar que puedo abandonarlas aún impreparadas para las alternativas del imperativo biológico del combate.” (Rafael Barrera Ortegón, mi padre.)

Hoy ha sido el mejor de los días, no tengo un quinto y me siento genial!!! El dinero siempre ha sido algo que me generaba mucha inseguridad o seguridad según sea el caso dependiendo de si lo tenía o no lo tenía, recuerdo que hace un tiempo justo cuando se me ocurrió el proyecto del Instituto, leí dos libros que marcaron mi vida, “La Vaca” y “Padre Rico, Padre Pobre”, me abrieron una posibilidad infinita de un mundo que era justo como yo anhelaba y creía, estoy convencida de que las cosas son como uno se las da, escuchando nuestra intuición y dejando fluir las circunstancias, pero lo que más me impresionó del libro de Kiyosaki fue que el dinero en sí no existe, que es una idea que tenemos en la mente, pensar en ello me daba hasta dolores de cabeza, intentando descifrar como la idea del dinero podía ser tan fuerte que pudiera hasta definir como me sentía y sobre todo como vivía, y no es que el dinero no fuera importante, por supuesto que lo es, pero de que forma podría formar parte de mi vida sin definirla, sin girar alrededor de ella para poder disfrutar y mirar el verdadero valor de todo lo que soy y de lo que tengo.   

Antes pensaba ama tu trabajo, aférrate, apasiónate y el dinero solo fluirá, ahora no se que pensar con respecto a ello, la situación es muy difícil para todos y tener un negocio propio es toda una aventura, sobre todo porque en el fondo mi trabajo que incluye el Desarrollo Humano corre el riesgo de perder su parte mas importante si se convierte exclusivamente en un negocio, ese trato personalizado, esa atención humana, ese vinculo que se construye, si se pierde, entonces ya no hay esencia, ya no hay sustento, y sobre todo si las personas no comparten tu filosofía, no logran empaparse de la mirada que tu tienes y hacerlo sola es tan difícil y casi imposible. Aunque ahora creo que tal vez la meta en si no era el instituto, sino que ese era el vehículo para algo más grande aún.

 Total que hoy di un paso al siguiente nivel, el objetivo final de mi proyecto es convertirlo en un libro, hoy contacté a una persona que me recomendó un amigo escritor que por cierto conocí desde hace muchos años gracias al mundo de los blogs, esta persona me ayudará a darle forma a mis escritos, construir una portada, y convertirlo en un libro!!!!! Le hablé del proyecto, pudo echar un vistazo y me dijo que le parecía una idea genial!!!! ¿¿¿Qué más puedo pedir?? Justo lo que deseaba está sucediendo, le decía a mi amigo que la vida es muy sabia, sino me llegaba el agua hasta el cuello seguiría en mi zona de confort y esta idea que me rondaba en la cabeza desde hace mucho jamás se llegaría a concretar, por eso necesitaba este estimulo, este motivo que a diario me despierta con una energía que hace mucho no tenía y con una luz en la mirada que ya quisiera que todos pudieran compartir conmigo.

Una de las cosas que he tenido que aprender con la aparición del LUPUS es que debo cuidarme, la realidad es que nunca lo he hecho y no creo estarlo haciendo todavía muy bien, mi nutriólogo dice que cuando me lo propongo tengo una disciplina casi régimen alemán, porque realmente soy muy decidida y lo asumo con pasión y convicción porque estoy consciente de que es la manera de ver resultados, con la salud pasa exactamente lo mismo.


“Cuídate” “Cuídense”, es una frase que utilizo mucho cuando me despido, de mis pacientes, de mis amigos, de mi familia, era una frase que mi padre utilizaba cuando se despedía de mi.  Mi padre, un personaje sumamente importante en mi vida, no puedo creer aún que ya esté por el 9 día y todavía no he hablado de él, pero es que de él puedo hablar no solo 365 días, sino toda mi vida entera, y aun así no me bastaría, murió hace 11 años y aun lo extraño.  Con mi padre aprendí que se puede ser Presencia en la Ausencia, cuando me fui a vivir a Mérida a Estudiar la Universidad, me llevaba todos los domingos al ADO, la terminal de camiones para regresar a Mérida, pues los viernes viajaba para estar en casa los fines de semana, siempre me compró el boleto número 17 que era ventanilla, se quedaba en la salida junto a su coche esperando que saliera el camión para decirme adiós, no puedo olvidar ese detalle, hace poco encontré un boleto en un libro de la universidad, el costo era de $17.00 pesos y el asiento era el numero 17.  Tengo pendiente escribir un libro sobre mi padre y mi relación con él, cuando murió descubrimos que había escrito unas cartas que inició en Enero de 1973, justo al mes de que yo nací, y van dirigidas a nosotras, hace varios años cuando abrí este blog En Voz Alta, inicié uno para homenajear su memoria, se llama EXPEDIENTE; porque así se llamaba su columna en el Diario para el que trabajó por más de 21 años y en el que las cosas no terminaron muy bien. Mi padre era muy confiado, creía en la amistad y pensaba que las personas tal vez tenían los mismos valores que nosotros, o al menos que el., sus últimos días no fueron los mejores, la forma en que terminó, solo, sin dinero, preocupado por lo que sería del futuro de su familia, esa imagen que tengo de él sentado en su sillón junto al ventanal de casa de mi madre, con la tristeza y la preocupación reflejada en su rostro me duele mucho. 

Y de su historia aprendí que no hay nada como tener algo propio, y sembrar para cosechar en tierra propia, mi padre trabajó para una empresa que no era suya, y que se hizo de prestigio y dinero a costillas de su don con la gente y de su grandiosa capacidad, la columna que él creó sigue aun, ya hasta existe un programa de Televisión con ese nombre, y él nunca se dio a la tarea de registrar la idea, y al final se quedó sin nada; recuerdo cuando renuncié a mi empleo en la institución gubernamental, pensé: seguro que pronto me despedirán pero nada como renunciar para no perder mi autoestima y mi dignidad, y es que los seres humanos no tomamos en cuenta que lo que parecen pequeñas nimiedades no lo son, y pueden estar marcando no solo quienes somos sino quienes seremos y como viviremos.

Mi padre era experto en cuidar de otros, por eso era un excelente padre, pero al final no cuidó de sí mismo, muere de un infarto, por complicaciones en las coronarias, ya le habían detectado el problema cardiaco y le aconsejan una cirugía de bypass, no quería, nunca iba al médico, se jactaba de tener una excelente salud, tenía sobre peso y llevaba una vida muy sedentaria, trabajando en un periódico, tomando café y fumando casi tres cajetillas al día, definitivamente la salud no era su prioridad.  Ayudaba a cualquiera que se lo pidiera, extraños en apuros, familiares y conocidos; muchos que ahora tienen grandes puestos y hasta el gobernador actual de Campeche desfilaban a mi casa en busca de su orientación y recomendaciones, era un consejero político, según lo describe mi esposo y si hubiese cobrado tal vez le habría ido mucho mejor, algunos llegaron hasta donde están gracias a su ayuda, en sus últimos días nadie se acordó de él, y por supuesto ni pensar en su agradecimiento ni siquiera con nosotros, por lo menos hacia mi madre, mi papá generalmente no pensaba en el futuro, su filosofía era vive ahora y disfrútalo por que cuando mueras no te llevarás nada, y así fue su final, no se llevó nada, pero tampoco dejó nada, al menos a mi madre, solo su casa que con mucho esfuerzo lograron levantar juntos. Le hicieron la cirugía de baypass pero tuvo complicaciones que los médicos jamás nos dijeron estuvo en terapia intensiva mucho tiempo y logró salir para disminuir enormemente su calidad de vida, dejó de trabajar y se pensionó con apenas una pensión de 1,000 pesos mensuales. Yo estoy convencida de que fue la depresión lo que acabó con su existencia, y ahora con todo lo que he vivido y pasado como madre de familia y con esta enfermedad entiendo perfectamente lo que él vivió y en verdad deseo que mis días no terminen como él y me entristece que haya sido de esa manera porque no se lo merecía.

Hoy sucedió otra cosa realmente fabulosa, algo que he intentado con mis hijos además de respetarles sus bellísimas formas de ser es ayudarlos a descubrir sus capacidades, la mayoría de los adultos tratan a los niños como seres incompletos, como personas en formación que hasta ser adultos serán alguien, pero no es así, los niños ya son personas, ya son seres completos, con convicciones, habilidades e ideas y sueños firmes dignos de respetar y apoyar para llevarse a cabo. Hace poco mi hija Sofía me comentó que su sueño era escribir un libro y le dije que podía hacerlo ahora, que no era necesario esperar, hoy le conté que ya había conseguido a alguien que me ayudaría a darle forma a mi libro y me dijo firmemente, yo quiero hacer un libro y muy seria le dije, ¿Y por qué no empiezas? No esperes hasta tener 41 años como yo para hacer algo que realmente deseas. Ya escribió el primer capítulo de lo que será su libro!!!!!!! Le estoy dando unos tips de lo que a mí me ha funcionado, me lo enseñó y estoy gratamente sorprendida. Sofía insiste en que no es una niña normal, que no encaja con sus compañeros y es muy probable que así sea, es muy sensible, con valores, con una percepción muy especial de la realidad, sumamente noble, se cuestiona todo el tiempo porque la gente se la pasa haciendo lo que quieren los demás y no lo que ellos quieren y desean, creo que hoy las dos dimos un gran paso, tal vez de los más importantes de nuestra vida. Trascender es maravilloso en mis hijos veo a mi padre, es así que nunca desaparecemos por completo.

Cuidarme, debe ser mi prioridad, pero no de una forma egoísta y ególatra, como muchas veces hacemos los adultos, cuidarte porque también del resultado de mi cuidado dependen otros es una gran responsabilidad, y no se trata de satisfacer mis deseos, sino mis auténticas necesidades, estamos muy enfocados a cumplir nuestros deseos pero no nuestras necesidades, es mas ni siquiera las logramos identificar y son para mí dos cosas muy diferentes.  Una necesidad no satisfecha genera un vacío, y tienen mucho que ver con nuestra esencia, los deseos son pasajeros y resultan geniales pero no cubren mi esencia, mi naturaleza, y todo lo que nos rodea, la mercadotecnia, este ambiente capitalista y materialista nos empuja a la satisfacción rápida de los deseos, en donde puedo cambiar de móvil cada que se me pase el gusto por el simple hecho de sentirme bien, pero la verdad es que muchas veces ni siquiera es necesario.  Los padres muchas veces nos la pasamos cumpliendo los deseos de nuestros hijos pero no sus necesidades, que generalmente tienen que ver con la atención, el tiempo, el afecto, la escucha y el respeto, pero sus deseos están más que cumplidos, un iphone, un ipad, una tablet, un Xbox, una ropa de marca, etc, etc. y los vacíos crecen y se multiplican a pasos agigantados.

Hoy también terminó de leer Sofía un libro que le recomendé, algo que disfrutamos mucho juntas es entrar a una librería, la última vez que entramos a Gandhi en Mérida le dije que mi libro favorito era MOMO, de Michael Ende, y que definitivamente algún día lo tenía que leer, inmediatamente fue a preguntar por el libro y la vi sacar de su cartera algunos de sus ahorros y lo compró, me comentó que el muchacho de la librería se sorprendió cuando ella le preguntó por ese libro y que le dio la impresión de que nadie lo comparaba y que nadie preguntaba por él.  Desde el primer día no lo soltó, y hoy lo terminó, me dio ternura porque me preguntó, Mamá y ahora que lo terminé que hago con mi vida? No pude evitar lanzarme una carcajada, el síndrome del lector apasionado, y fue entonces que me externó que deseaba escribir su propio libro.
El día terminó genial José y yo salimos a cenar con una pareja, él es amigo de la infancia de mi esposo y confieso que desde que lo conocí me cayó muy bien, ellos nos invitaron y pocas veces somos de salir, José y yo somos muy ermitaños y muy poco sociables, pero esta vez yo le dije que saliéramos que lo necesitábamos y que era importante al menos para mí interactuar con personas que no necesariamente sean virtuales, y que son mis pacientes, y realmente lo disfrutamos muchísimo y les agradezco de corazón la invitación.

Cuidarme, definitivamente será mi prioridad, soy muy buena cuidando a otros al grado que he descuidado muchas cosas además de mi salud, pero no pienso perderlo de vista, la enseñanza más grande de la historia de mi padre, al menos para mí fue esa, “cuidarme”, no perderme de vista, pero sobre todo en lo esencial, en lo más importante, y con todo lo que sucedió hoy me doy por bien servida en este camino que se abre con otro panorama, con nuevas perspectivas, lleno de esperanza e ilusiónes, cuando murió mi padre me sentí muy sola, el único ser en el mundo que había cuidado incondicionalmente de mí, que me conocía y me miraba;  y hoy les externo lo que él siempre me deseó en sus despedidas y que me repito a mi misma constantemente:  “Cuídate” 

Hasta Mañana…

Mi madre, yo y mi padre en una actividad de los Scouts
El blog de mi padre

SI TE GUSTA COMPARTE!!! SI CREES QUE PUEDE AYUDDARLE A ALGUIEN MAS, NO DUDES EN DIFUNDIR!!! Y MUCHISIMAS GRACIAS POR ESTAR AQUI!!

5 comentarios:

Eli Galvan dijo...

Hola mariluz,, dia a dia me reconfortas, xq tu vida tiene algo de semejanza, mi papa es mi ejemplo xq ha sido muy luchon el no estudio pero d una manera u otra sale adelante, aki lo ironico es q el no se cuida fuma , y ya le he dicho q le baje no q lo deje xq creo q es dificil, empieza a subirsele la presion, pero no kiere tratamiento no lo tolera !!!! el chiste q se molesta y sabes q me dice q d algo se ha de morirr!!! Tiene q ysar lentes y no los usa xq le marean!!!! Habias d ver , pero siendo asi,, es muy buena gente mi papi, el si se descompone mi carro el lo lleva al taller, si empezamos a construir el esta ahi al pndiente, es un hermoso mi papi, aunq es necio, y talvez si se siente mal ahi estare ayudandolo y apoyandolo!!!! Como el lo hace conmigo!!!

manuel ps dijo...

Hola Mariluz lo he liedo y se me han saltado las lagrimas, sabes ultimamente yo tambien he caido en las manos de la depresion y lo estoy pasando mal no tomo medicacion eso podria hacerme daño en un futuro para pedir la custodia compartida de mi niña, sabes hablas de tu padre me parece conocerlo yo en algumos aspectos me asimilo a el estoy para todos y miro poco por mi pero soy asin y eso no se puede cambiar, lo que si te digo es que donde este estara muy orgulloso de haber dejado en este mundo una mujer como tu y sobre todo sabiendo como lo has querido y lo que sientes por el haces que su recuerdo este vivo y eso es muy importante a mi me gustaria que mis hijos el dia que tenga que partir tubieran unos recuerdos como los tuyos es mas un sentimiento de cariño tan fuerte, lo que si que te te pido es que te cuides y no cambies un beso.

manuel ps dijo...

se me olvido no dejes de escribir el libro sobre tu padre.

Mariluz Barrera González dijo...

Eli, me encanta saber que tenemos cosas en común, eso es lo maravilloso de la vida, eso es lo que nos conecta como seres humanos. Tu padre tiene la grandeza de ser tu padre, tu cuidador, tu referente, tu protector, llega un punto en el que somos nosotros los que tenemos que cuidarlos, protegerlos y ayudarlos. Mil gracias por acompañarme en esta aventura... todavía queda mucho camino por recorrer.

Mariluz Barrera González dijo...

Manuel, que genial que te haya encantado, cuando lo escribí pense en todos ustedes y lo que han y están luchando en estos momentos, pensaba en lo grande que fue mi padre y de como su amor incondicional, su ternura y en si todo lo que el era como persona lograron ayudarme a ser la mujer que soy, y creo firmemente que vale la pena recobrar la figura del padre en la vida de los hijos... Tus hijos valoraran siempre todo lo que has hecho, son al final ellos los que se harán el mejor o el peor juicio de ti como persona independiente de lo que digan y piensen los demás, los niños son geniales en ello. Nunca lo dudes. Te mando toda mi solidaridad y siiiiii, ya estoy empezando el libro de mi padre, este ejercicio me ha dado una pila que no te imaginas... Cuídate!!!