Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

jueves, 12 de junio de 2014

DIA 56 - CASI



“Un héroe no tiene que vencer. Un héroe no tiene que ser grandioso.  Un héroe puede ser una persona normal capaz de sobrepasar eventos extraordinarios con gracia y dignidad”. Soraya

“Casi se me acaba la fe, casi se me escapa el amor, casi se me quiebra la inocencia, se me agota toda la fuerza para luchar un día más, casi me rendí hasta que pensé en ti, casi me rendí... pero pensé en ti.”

Cuando escuché por primera vez la canción de Soraya, no pude mas que sentir que esta mujer supo en carne propia lo que es sufrir físicamente y sentir de una forma mas evidente para entonces estar consciente de que el espíritu existe y de que es justo de ello de lo que al final dependemos en realidad, que es lo que nos sostiene, lo que nos derrumba o lo que nos hace crecer y emprender el vuelo hasta llegar justo donde querramos llegar.

La historia de Soraya es increíble, fue una mujer admirable, padeció un cáncer extremadamente fuerte a muy temprana edad, vivió el cáncer de su madre, el de su abuela, y después tuvo la desgracia de vivir el propio.

Fueron sus épocas mas productivas, escribió canciones increíbles que para personas como yo se han convertido en himnos que nos ayudan a continuar.  Y escribió un libro que tituló “Con las cuerdas rotas”, y es que en sus batalla contra el cáncer de seno Soraya descubrió y demostró que aun con las cuerdas rotas se pueden tocar las melodías mas hermosas y se puede construir lo mejor de la vida y dar lo mejor de uno mismo.

He estado a un Casi, muchas veces…

He estado a un casi de renunciar a mis sueños, a mis anhelos, por que las cosas se me han puesto muy complicadas, porque a veces he sentido que voy sola y que eso lo complica un poco mas.
Sin embargo miro hacia atrás y me doy cuenta que no estoy sola, que voy acompañada, que es cierto, al final la lucha es mía, el camino también, pero que de alguna u otra forma van muchos conmigo.

He estado a un Casi de desfallecer en el intento, porque justo cuando tengo un plan, cuando organizo algo para alcanzarlo mi salud se quiebra y es como volver a empezar.

He estado a un Casi de simplemente sentarme a mirar la vida para dejarla pasar, por que en ocasiones no veo el fruto al menos tan claramente, tan obvio como yo quisiera ya mirarlo, y es probablemente por que no es el fruto que la vida actual me presenta como signo del éxito, de la felicidad, por que el verdadero fruto de la vida es algo mas profundo, algo mucho mas grande y quizás, quizás no sea yo quien termine por mirarlo.

He estado a un Casi de agarrar mis cosas y mudarme a otro mundo mas tranquilo, mas sereno, con mucho menos dolor y sufrimiento, en donde todo sea paz y la justicia sea real y no una ilusión que solo los poderosos puedan comprar; pero miro a mis hijos llenos de esperanza, de ilusión, con sus propios sueños por cumplir y desempaco nuevamente y me instalo en este hogar que me he conseguido para continuar.

He estado a un Casi de cerrar mi instituto, mi mayor proyecto por falta de fortaleza, de actitud y de dinero, principalmente, por que día a día descubro que Campeche es el estado mas complicado y de menor crecimiento económico en todo el país, salir adelante por tu propio esfuerzo y por tus habilidades aquí es todo un reto, que he sentido que se convierte en un calvario, pero que me ayuda a recuperar mi espíritu y muchos motivos para permanecer.

He estado a un Casi de no volver a escribir nunca más, por que me llega de pronto la sensación de que también es algo inútil que no tiene caso, que nadie mas lo lee, pero de pronto alguien me escribe, alguien me habla y todas mis palabras cobran un sentido, o por medio de ellas visualizo algo hermoso de mí, o se esclarece un sentir muy oscuro que no tenía al parecer claridad, y entonces escribir en voz alta me renueva, me rescata y vuelve a fluir.

Y es que para la gente resulta muy sencillo levantar el animo a los demás con palabras como “no te rindas” “no te desanimes” “todo pasa” “eres fuerte” “así es la vida y a todos nos pasa”, pero la verdad es que muy pocos saben lo que es perder todo, lo mas importante y tener aún que continuar.

Son tantos Casi, pero justo en medio de estos Casi mi vida se revela y cobra sentido, y es ahí en donde las fuerzas se me escapan, pero en realidad, todo, todo sigue aquí muy dentro de mi.

Todavía no siento que estoy con las cuerdas rotas, aun sigo entonando hermosas melodías, mi metáfora con las letras sería como el de una máquina de escribir que de pronto pierde teclas pero aun escribe y teclea los escritos mas hermosos comparados tal vez con bellas sinfonías. 
 
Y en medio de esta Sinfonía de letras, que son mucho mas que palabras estoy yo, aquí, justo aquí, totalmente En Voz Alta, con el corazón en la mano gritando todo, todo lo que se ahoga en un Casi, que me impulsa y me devuelve la voz.

Hasta Mañana…

SORAYA
YO, MARILUZ.


CASI
(Soraya)

Anoche me dormí abrazando las nubes
con almohadas de sueños en una cama de ilusiones
desde niña me imaginé esta vida
cruzando retos para llegar a mi cima
en un instante perdí toda la certeza
las dudas y el rencor se marcaron en mi esencia

Será una pesadilla, no puede ser verdad
me despierta un derrumbe
empiezo a deslizar

Casi se me acaba la fe
casi se me escapa el amor
casi se me quiebra la inocencia
se me agota toda la fuerza para luchar un día más
casi me rendí hasta que pensé en ti
casi me rendí... pero pensé en ti.

Veo en mi reflejo un rostro traicionado
frente al fantasma de un cuerpo cansado
¿por qué hoy, por qué yo, por qué esto?
preguntas con respuestas que vendrán solo con el tiempo

Será una pesadilla no puede ser verdad
me despierta un derrumbe
empiezo a deslizar

Casi se me acaba la fe
casi se me escapa el amor
casi se me quiebra la inocencia
se me agota toda la fuerza para luchar un día más
casi me rendí hasta que pensé en ti
casi me rendí... pero pensé en ti.

Cuando solo escuchas el latido de tu corazón
encontrarás entre su ritmo y el silencio la razón...

Casi se me acaba la fe
casi se me escapa el amor
casi se me quiebra la inocencia
se me agota toda la fuerza para luchar un día más
casi me rendí hasta que pensé en ti
casi me rendí... pero pensé en ti.



 PAGINA WEB: SORAYA 

1 comentario:

Eli Galvan dijo...

Considero q todos pasamos por un CASI!!! Pero las ganas q tenemos por luchar aqui en la vida es mas fuerte!!! Y le seguimos para adelante!!! Dios nos tiene una mision VIVIR!!!!Saludosss :-)