Te invito a acompañarme,compartiré mis experiencias como Madre,Empresaria, Psicóloga y Sobreviviente de LUPUS. No dudes en compartir si te ha parecido interesante, o si crees que esta historia de vida puede ayudar a alguien mas. BIENVENID@S"

domingo, 15 de junio de 2014

DIA 57 - PAPA



“Piensen que sólo me guía el deseo de darles sanos consejos, emanados de una dolorosa experiencia, para que cuando yo no sea más que un mármol, un nombre y una fecha, comprendan los grandes anhelos que encerró mi corazón para su vida, y entiendan que fueron ustedes la única razón que me hizo temerle a la muerte; tal vez entonces en su rostro curtido de nobles luchadoras, rueden un par de lágrimas vertidas en homenaje de quien sólo supo desearles una existencia noblemente vivida. “  Rafael Barrera Ortegón (Mi padre)

Hoy es el día del padre, ayer fue un día extraño, dos noticias que me dejaron pensando mucho me hicieron darme cuenta de muchas cosas importantes.

La primera y que me ha dejado todavía conmocionada, es que una amiga a quien aprecio mucho en la distancia aún sin conocerla, fue despedida del cargo que tenía en una institución pública en donde dedicó toda su pasión, corazón  y esfuerzo, no tengo muy clara la forma y los motivos pero al parecer y para no variar un despido injustificado en el marco de las injusticias, los favoritismos e incongruencias que se gastan siempre en este tipo de instituciones.  

Y la noticia me ha impactado por que es una persona a la que admiro profundamente, y por que en ocasiones yo misma he dudado de mi decisión al haber renunciado a mi cargo en la institución gubernamental en donde trabajé por mas de 9 años, para dedicarme a un proyecto en el que creo firmemente, pero que en ocasiones parece una ilusión lejana muy difícil de alcanzar, pero 9 años fueron suficientes para darme cuenta que no podía componer al mundo desde una lugar que en la raíz ya no está bien, en donde la prioridad no son las personas, ni los ideales que alguna vez pudieron sostener un proyecto, y en donde la gente que trabaja, que labora ahí ya perdió por completo los sueños y los deseos mas profundos por ser y sentirse mejor. 

Y descubrí que mi espíritu era lo mas importante, lo mejor que poseo, lo que me sostendrá toda la vida y que si lo perdía entonces ya no tendría nada, nada que ofrecer no solo al mundo, ni amis hijos, sino a mi misma y que la lucha que me esperaba con esto de la salud era mucha, era algo muy grande como para sacrificar mi espíritu en una batalla que no era mía, y que no me llevaba a ningún lugar.

Elegí un camino difícil, en donde muchas veces estas sola y tú tiene que encontrar las estrategias para sostenerte, pero todas esas personas que han pasado por Hypatia IPC, son las que le dan un motivo a la existencia de este sueño y lo que me da la señal de que debo continuar.

Otra noticia que me dejó helada, fue que la policía agarró a un conocido robando una lata de leche en una farmacia. Esa persona la conocí hace muchos años, un joven extranjero, sobrino de un amigo muy cercano, quien llegó a Campeche por que su madre al parecer ya no sabía qué hacer con él, rebelde y de carácter difícil, al parecer se casó y tuvo hijos, pero mi hermana me contó que se lo encontró en la calle hace poco en condiciones realmente lamentables, que le dieron la impresión de que económicamente no estaba bien.  Me conmueve la historia de este chico, por que solo y en un país que no es el suyo, intentando luchar con todas sus crisis existenciales tal vez sin resolver, y creciendo a una familia con todo lo difícil que están las cosas en Campeche debe ser frustrante y aterrador.  Me imagino a mi misma no teniendo ni para una lata de leche para mis hijos y en estos momentos me siento agradecida, por que a pesar de todo lo que hemos pasado, siempre de alguna forma hemos podido resolverlo y salimos adelante.

Y es en medio de esta lucha y de todo lo hermoso que estamos José y yo juntos logrando que recuerdo a mi padre, a esa persona que me inspiró y me sigue inspirando para continuar, a quien recuerdo todo el tiempo, nuestras largas charlas tomándonos un café, yendo a desayunar, esos instantes que tanto extraño, en donde pienso que tal vez pudiera sentirse muy, muy orgulloso de lo poco o lo mucho que he logrado y que todavía estoy por lograr. 

Hay una película que me encanta por que me recuerda mucho la relación que tuvimos en donde hay una escena que para mi es sublime, y siento que justo así es como me hablaba mi padre, cuando era duro y suave para decirme las cosas y hacerme reaccionar, pero de algo estoy completamente segura y es que jamás me dejaría renunciar a mis sueños, que me lo reclamaría y mas aún si el motivo es la fatiga, el cansancio o la frustración, para el, esos no eran motivos suficientes, por que según el, si te esforzabas, lo que tu mas quisieras lo podrías alcanzar.  Su vida fue muestra de ello y es su ejemplo el que me hace continuar.

Hoy deseo hacer un pequeño Homenaje, a todas esas personas que luchan, que no quieren darse por vencidas, que soñamos y hacemos todo por acercarnos a esos sueños, por que somos justo nosotros los que sostendremos tanta desilusión, tanta frustración, tanta injusticia; A todos nosotros un fuerte aplauso, una ovación de pie que nos motive a seguir… a actuar, por que “CON CADA PENSAMIENTO, CON CADA SUEÑO, CON CADA ACTITUD QUE TENGO, EL MUNDO CAMBIA, ALGO SE MUEVE, Y QUIEN SABE, QUIZA, CAIGA UNA ESTRELLA".

Hasta mañana…

Mi padre, Prfr. Rafael Barrera Ortegón.


Les comparto una de las cartas que nos dejó mi padre a mis hermanas y a mí, que reflejan no solo los grandes sueños que tuvo para nosotras, sino el nivel de persona que era, y por ello, el nivel de persona al que aspiró a llegar…



Queridas hijas:



                     Al comenzar esta correspondencia experimento en lo mas hondo de mi ser una gran emoción; pienso en el instante venturoso en que por primera vez puedan leer estos renglones, iniciados en el mes de Enero de 1973, siendo ustedes todavía un ser ignorantes de las acechanzas del destino.



                    Contemplando la ingenuidad de sus juegos infantiles pasó por mi imaginación el cuadro de la vida, que por feliz que pudiera ser, siempre lleva en si el dolor, no sólo en su burda manifestación física, sino también en su exquisita expresión espiritual, haciéndonos sentir amarga emoción ante una estrella que se apaga, una flor que se deshoja o una nube que se aleja; pensé en los momentos infinitamente tristes en que mi imagen envuelta en las brumas del recuerdo, descenderá hasta su lado para reconfortarles en las horas de alguna humana decepción; sentí profunda pena al recordar que puedo abandonarlas aún impreparadas para las alternativas del imperativo biológico del combate.



                    Influido por los anteriores pensamientos, resolví dejarles guardadas en las sencillas líneas de estas epístolas, normas que las orienten, no hacia una vida fastuosa, sino hacia una existencia tranquila; no anhelo para ustedes la supremacía del poder del oro que sólo despierta nuestros sentimientos primitivos, sino sólo deseo para ustedes, que pobres o ricas, humildes o poderosas, ignorantes o sabias, marchen por el sendero que hacen de la persona un ser digno de vivir entre sus semejantes, con los cabellos plateados, no por las incertidumbres de los triunfos materiales, sino por las hondas meditaciones que nos alejan del pantano, para lanzarnos a las regiones luminosas del pensamiento filosófico.



                    Día por día fórmense un espíritu fuerte, refractario a las claudicaciones, dispuestos siempre a arrojar todos los peligros con tal de seguir luciendo la pureza de sus ideales; les hablaré de las distintas virtudes que pueden hacer de unos humildes seres, majestuosos tabernáculos en que resplandezca la grandeza de una existencia noblemente llevada.

                  

                     No intento hacer de ustedes unos seres perfectos, pues sería una utopía, sólo anhelo hacerles mujeres en la extensión completa del vocablo, con todas sus pasiones, con todos sus defectos, con todos sus impulsos, con todos sus deseos, pero imperando siempre con inconfundibles relieves, la rectitud de sus procederes; aspiren a una respetable posición social, mas para llegar a ella, imita el desplante de los cóndores que constituyen un bello motivo ornamental al conquistar las cumbres, poniendo un borrón en la belleza augusta del paisaje; en el amor no quiero que figuren entre las castas, sino que gocen de todos los atributos de su sexo, pero procediendo siempre con la rectitud de las damas; que nunca su pensamiento sea envilecido con la sombra de la traición, una de las virtudes mas grandes del ser humano es la lealtad; lealtad para los amigos, lealtad para los principios, lealtad que les lleve hasta el sacrificio en aras de un ideal; jamás protejan su vida con el escudo de la delación; primero morir que delatar, debe ser norma inconmovible en su existencia; hagan de su palabra algo inviolable y sagrado; no anhelo que vivan la vida del avaro, pero sí les sugiero que sean parcas en sus derroches, no sólo por ustedes sino también por respeto a los que en la impotencia de su pobreza, contemplan minuto a minuto escaparse la vida de un hijo en cada golpe de tos; si tienen dinero en abundancia, gástenlo en libros que son los mejores amigos; en mis amarguras y en mis desesperaciones siempre he hallado consuelo entre sus páginas; practica la caridad noblemente, sin vanos deseos de publicidad, persiguiendo sólo la infinita alegría de restañar una herida, de enjugar una lágrima, de calmar un dolor; entiendo que  de vez en vez, sentirán deseos de ingerir alcohol o jugar al azar, cuando lo hagan, recuerden que los vicios no deber ser sus amos; no lleguen a la embriaguez absoluta, que denigre la exquisita espiritualidad que siempre deberá alentarse en ustedes; guarden virgen de toda mácula el nombre que les lego, que en muchas generaciones ha vivido cobijado bajo el manto de la honorabilidad.

                

                   En las sucesivas epístolas, les hablaré de las virtudes y los defectos humanos, para que puedan conocer al hombre en todos sus aspectos; en el médico generoso que anhela prolongar una vida y en el torbo homicida que destruye una existencia; así verán a la especie humana en la excelsitud  d e las cumbres y en las profundidades del abismo.

             

                  Piensen que sólo me guía el deseo de darles sanos consejos, emanados de una dolorosa experiencia, para que cuando yo no sea más que un mármol, un nombre y una fecha, comprendan los grandes anhelos que encerró mi corazón para su vida, y entiendan que fueron ustedes la única razón que me hizo temerle a la muerte; tal vez entonces en su rostro curtido de nobles luchadoras, rueden un par de lágrimas vertidas en homenaje de quien sólo supo desearles una existencia noblemente vivida.      


                                                                                           Profr. Rafael Barrera Ortegón. 

    ESCENA DE LA PELICULA, "CONOCES A JOE BLACK?"

           

1 comentario:

Eli Galvan dijo...

El padre es lo mejor q tenemos en la vida!!!! Bendito Dios xq nos dejo un padre maravilloso!!! Q ha luchado toda la vida x sus hijos!!!!